Un regalo de Reyes

Este 6 de enero me llevé una sorpresa, un regalo inesperado en el que seguramente los Reyes Magos tuvieron algo que ver: por primera vez mi ritmo bajaba de 4 min/km, eso sí en un solo kilómetro. Sí, vale, era algo de cuesta, unos 11 metros de desnivel, pero también es verdad que no es la primera cuesta por la que he corrido en mi vida y nunca antes había bajado de los cuatro minutos.

Estoy en un buen momento, los resultados del entrenamiento, prácticamente sin interrupciones, se están dejando notar. Seguramente hay muchas explicaciones técnicas y científicas que nos hablan de como el entrenamiento produce paulatinamente esas mejorías. No soy un experto en la materia y solo puedo hablar de las sensaciones y del grado de mejora que voy sintiendo.

No siempre he podido enlazar dos o tres meses seguidos de entrenamiento. Unas veces ha sido la salud (resfriados, lesiones,…) otras el trabajo lo que me han impedido mantener una continuidad en el entrenamiento. Esto ha supuesto empezar una y otra vez sin que nunca lograse los resultados esperados. Sin embargo, ahora, desde el mes de octubre y salvo días aislados he podido ir enlazando los entrenamientos de manera continuada.

Es demasiado pronto para echar las campanas al vuelo. Sé que ese kilómetro es una cuestión aislada, una casualidad,… pero antes no se producían esas casualidades. Este kilómetro rápido de ayer lo interpreto como un adelanto de lo que puede pasar con perseverancia y constancia. whatsapp image 2019-01-06 at 19.09.05

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s